Competiré en el Cross Internacional de Quintanar de la Orden


El año pasado retomé mi participación en el Cross Internacional de Quintanar de la Orden después de varias ediciones ausente.

Siempre he recordado este cross por las bajas temperaturas y la calidez de los espectadores pero, sobre todo, la imagen más viva y que con más ilusión guardo de este cross es el momento del pesaje de los ganadores de las categorías absoluta femenino y masculino, que son recompensados con su peso en productos de la tierra: queso, chocolate y vino. Como podréis imaginar el premio merece un esfuerzo extra 😉

Cross Internacional de Quintanar de la Orden

El año pasado me quedé muy cerquita de conseguir “el premio”; segunda clasificada a escasos segundos de la ganadora Alesandra Aguilar.

Ganar nunca es fácil, el primer puesto siempre se resiste y requerirá gran ambición e inteligencia en carrera si de verdad quieres alzarte con la victoria. Sin embargo, hay que considerar que la prueba consiste en 8.000m, probablemente con condiciones meteorológicas duras, por lo que cobra especial relevancia la gestión del esfuerzo.

Cross Internacional de Quintanar de la Orden

En esta gestión y conocimiento de tus aptitudes está la clave para terminar la carrera con éxito. Independientemente del puesto que obtengas en la clasificación, se trata de competir lo mejor que puedas ese día. De esta manera, te asegurarás tu mayor recompensa, que es tu satisfacción personal al haber “corrido bien” y haber dado lo que tenías ese día en las piernas.

Aquí tenéis un estupendo vídeo del Cross Internacional de Quintanar de la Orden del año pasado, donde se aprecia perfectamente su exigencia.

¡Os espero aquí en unos días para leer mi crónica!

Etiquetas: ,

Comments & Responses